Virgen de la Vega – Chaparrilla – Alcalá de la Selva (Comarca Gúdar Javalambre – TERUEL)

Esta excursión por la Comarca de Gúdar Javalambre en Teruel es una ruta que nos permite conocer muy diferentes paisajes en pocos kilómetros. Diferentes pinares, distintos tipos de terreno, masías, cultivos, sabinares y vegetación de ribera. Es una excursión que podemos hacerla circular como veremos más adelante en la descripción de la ruta. Una excursión para cualquier época del año, si bien, en invierno es muy probable que la tengamos que hacer con raquetas de nieve ya que está muy próxima a la estación de esquí de Valdelinares, el pico Peñarroya y a una altitud mínima de 1.350 metros (Máxima 1.800 metros). La duración de la ruta es de unas 3 horas de tiempo efectivo en movimiento y de aproximadamente 11,5 kilómetros.

La ida es por pista forestal sin señalizaciones y una vez en la fuente de la Chaparrilla el camino hacia Alcalá de la Selva es por el GR-8.

Esta excursión es apta para hacer con niños ya que no tiene zonas expuestas o verticales. Las pistas o caminos por los que discurre están en buen estado y en los tramos coincidentes con el GR-8, perfectamente señalizados.

Para llegar al lugar de inicio de ruta  tomaremos como punto de partida en coche la Iglesia de la Virgen de la Vega. Desde aquí tomaremos dirección Alcalá de la Selva. Cuando lleguemos a la gasolinera que hay en la rotonda tomaremos la primera salida de la derecha en dirección a la estación de esquí de Valdelinares.

A unos 500 metros en una curva, y dejando a la derecha unos bloques de apartamentos, llegaremos al albergue Mas Blanco que está perfectamente señalizado. Podemos aparcar aquí o un poco antes en los apartamentos.

A partir de aquí, haremos unos 200 metros por la carretera en dirección a la estación de esquí para coger la pista de inicio de la ruta. Señalizada con unos postes de barrera amarillos y un cartel. No tiene pérdida.

Este tramo hasta la fuente de la Chaparrilla es en continuo ascenso e iremos ascendiendo desde los 1.370 hasta los 1.800 metros. Pero no hay que preocuparse. El camino nos ofrece algún descanso plano.

Comenzamos en el punto de partida por la pista principal. A unos 300 metros del inicio nos encontramos una bifurcación que nos puede generar dudas ya que la pista de la izquierda parece que va hacia abajo y la de la derecha hacia arriba. Pues bien, hay que coger la de la izquierda.

A partir de aquí y hasta la Chaparrilla no debemos dejar la pista principal, más rodada y en ascenso. Tenemos 4 km y 1 hora y cuarto para disfrutar de los pinares, el silencio, el paisaje y seguramente algún animal propio de la zona como la Cabra Montesa.

Llegaremos a la Chaparrilla y podemos aprovechar para descansar, comer algo, reponer agua en la fuente, e incluso, protegernos del frío si es el caso en el refugio existente en la misma fuente. Hay mesas de picnic si el tiempo acompaña y un pequeño porche en el refugio para sentarnos. Aquí estamos en el punto de altitud máxima con los 1.800 metros.

Para iniciar la segunda parte hacia Alcalá de la Selva, únicamente tenemos que seguir las marcas blancas y rojas del GR-8 que comienzan justo detrás del refugio.

A unos 300 metros encontraremos una bifurcación. Si seguimos la pista de la derecha iremos hacia el Peñarroya y la estación de esquí. Nosotros iremos por la pista de la izquierda que es nuestra ruta y la señalizada con las marcas blancas y rojas del GR-8.

A partir de aquí y hasta Alcalá de la Selva, es prácticamente todo descenso. En un primer tramo es todo pista. Veremos cómo cambia el paisaje de pinares a sabinares y al ser una pista más abierta disponemos de las vistas al horizonte propias de los descensos.

Cuando lleguemos a la señalización de postes, tenemos dos opciones. O seguir por la pista para ir hacia donde hemos dejado el coche (con lo que la ruta sería circular y más corta) o seguir por el GR-8 que es sendero y entre antiguas construcciones y terrenos de cultivo.

Nosotros seguiremos por el GR-8 que continúa descendiendo. NUNCA dejaremos las señalizaciones blancas y rojas.

Cuando lleguemos casi al final de la ruta a los postes indicadores que hay en el cruce del GR-8 con la carretera, cruzaremos esta en dirección a Alcalá de la Selva.

Pronto veremos una Ermita y hasta el casco urbano nos quedarán unos 200 metros.

Llegaremos a la plaza como fin de ruta.

Alcalá de la Selva dispone de tiendas de alimentación, panadería, bares y restaurantes.

También en la Virgen de la Vega hay distintos bares y restaurantes por lo que la oferta gastronómica estaría cubierta si ésta es tu opción. No obstante, y según temporada, conviene reservar con antelación.

Y si, además, la opción es pernoctar, la oferta también es muy variada.

Para volver a por el coche, saldremos de Alcalá de la Selva en dirección a la Virgen de la Vega y, cuando lleguemos a la gasolinera, seguiremos las indicaciones del principio. La distancia es de 1,5 km y unos 20 minutos aproximadamente.

Confío en que os guste esta magnífica y “alta” ruta así como la visita a la Virgen de la Vega y Alcalá de la Selva.

Y si tenéis cualquier duda, podéis contactarme.

Buen camino!!

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*