Sepia guisada con patatas

Este guiso de sepia con patatas es un plato que forma parte de la dieta de muchas familias. Ésta es mi manera de prepararlo. Una receta que necesita algo más de una hora de preparación pero que el resultado nos encantará. Es barata y sus ingredientes son comunes. Y aunque el ingrediente principal es la sepia, disfrutaremos mojando y comiendo con cuchara tan sencillo guiso, tanto niños como mayores.

Ingredientes para 4 personas: 400 gramos de sepia, 4 patatas, 2 cebollas, 400 gramos de tomate troceado, 50 gramos de almendra picada, 3 dientes de ajo, 2 ramitas de perejil, una cucharada de pimentón dulce, un vaso de fino de Jerez, 4 vasos de agua, aceite de oliva y sal.

La elaboración:

Comenzaremos por cortar la sepia a cuadrados pequeños uniformes y cortar la cebolla en cuadrados muy pequeños ( aunque la cebolla la podemos picar).

En un caldero o puchero, echamos un poco de aceite, calentamos a fuego medio y añadimos la cebolla.

Cuando esté pochada, añadimos la almendra picada y damos dos vueltas.

Añadimos el ajo picado y el perejil picado y damos dos vueltas.

Ahora el pimentón dulce y le damos unas cuantas vueltas para que se sofría todo durante un par de minutos.

Añadimos entonces el tomate troceado, le damos unas vueltas y dejamos que se vaya evaporando el agua del tomate.

Cuando se haga una masa compacta, añadimos la sepia. Le damos unas vueltas para que se haya un poco y pierda el agua. Lo veremos por el color más blanco que adquiere.

Es momento de añadirle el vaso de fino de Jerez. Le damos unas vueltas para que se evapore el alcohol.

Añadimos entonces el agua y subimos el fuego para llevarlo a ebullición. A partir de aquí, dejamos 20 minutos que cueza a fuego lento para que se haga bien la sepia y se empiece a espesar el caldo.

Pasados los 20 minutos, si vemos que falta algo de caldo añadimos un poco más de agua.

Añadimos la patata que habremos cortado a dados, rompiendo la patata al final de cada corte para que nos ayude a espesar el caldo. Rectificamos ahora de sal.

Dejamos cocer a fuego lento durante unos 20 minutos y listo para servir. Este es de esos platos que están incluso más buenos al día siguiente de prepararlos.

Buen provecho!

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*