Carrilleras con caqui y brandy trufado

Las carrilleras con caqui y brandy trufado es una receta cuyos ingredientes pueden parecer de rara combinación pero el resultado es buenísimo por el contraste entre la carne y el caqui. Además, el brandy trufado le aporta un aroma especial y muy diferente. Los caquis pérsimon proceden de Carlet ya que todos los años mis amigos Bernardo y Bernardino me regalan unas cajitas y el brandy trufado es un pequeño truco que me enseñaron de conservar con brandy un par de trufas negras de Sarrión en un tarro. La receta es de coste bajo y la tendremos lista en unos 50 minutos. Gusta a niños y mayores y es un guiso que se puede considerar especial.

Ingredientes para 4 personas: 4 carrilleras de cerdo ( aunque podemos poner más), 2 caquis pérsimon, 2 cebollas dulces, ½ vaso de brandy, 2 vasos de agua, aceite de oliva virgen, pimienta negra molida y sal.

La elaboración:

Vamos a tener en cuenta que cocinaremos en olla a presión para que sea más rápido el guiso de las carrilleras.

Antes de ponernos a cocinar, cortaremos la cebolla y el caqui en trocitos pequeños y salpimentaremos las carrilleras.

En la olla a presión ponemos un corro de aceite y, a fuego medio, añadimos la cebolla.

 

Cuando veamos que empieza a dorarse añadiremos el caqui y dejaremos unos 5 minutos dándole vueltas de vez en cuando.

Mientras tanto, pasamos por la sartén las carrilleras que se frían un poco.

Cuando esté pochado el caqui, añadiremos el brandy y dejaremos unos 5 minutos para que se evapore el alcohol.

Cuando haya reducido, añadiremos las carrilleras, cubriremos con el agua, taparemos la olla y dejaremos unos 30 minutos desde que empiece a pitar.

Dejaremos que se enfríe la olla para poder abrirla y listo para servir.

Buen provecho!

Share Button

Los comentarios estan cerrados.