Brochetas de longaniza

Estas brochetas de longaniza son una manera fácil y divertida de preparar una comida con los niños. Se lo pasarán bomba pinchando ingredientes. Es de coste muy barato y no se ensucia en la cocina. Cosa también importante. Los ingredientes son sencillos y el resultado es espectacular ya que nos encontramos sabores salados, dulces y ácidos. En menos de una hora tendremos un plato ligero y muy sabroso que gusta a niños y mayores.

Lo combinaremos con un alioli casero preparado con un chorrito de miel siguiendo la recomendación de mi amigo José Ángel. Y por supuesto, este alioli lo untaremos en una buena rebanada de pan de pueblo. En mi caso, de Sarrión.

Ingredientes: Dependiendo del número de brochetas que queramos preparar (2/3 por comensal) calcularemos las cantidades.

Necesitamos longanizas, bacon (cortado mediano), cebolla tierna, tomates cherry, manzana, laurel, aceite de oliva virgen y sal. Y como ingrediente opcional podemos poner pimiento verde o rojo (o los dos).

Para preparar las brochetas necesitaremos los pinchos de aluminio o madera pero que sean largos para que luzcan más las brochetas.

Cortaremos tacos de manzana, capas de cebolla, trozos de bacon y la longaniza que la cortaremos en 3 trozos cada una.

A la hora de montar alternaremos los ingredientes al gusto, y con las últimas brochetas utilizaremos todos los trozos sobrantes para que no se tire nada. Salaremos un poco las brochetas.

Echaremos un corrito de aceite de oliva en la plancha y distribuiremos uniformemente.

A fuego medio, colocaremos las brochetas y les daremos un cuarto de vuelta de vez en cuando para que se hagan todos los lados por igual.

Listo para servir!

Buen provecho!!

Share Button

Los comentarios estan cerrados.