Actitud mental positiva en las ventas inmobiliarias AMP

ACTITUD MENTAL POSITIVA (AMP) EN LAS VENTAS INMOBILIARIAS

Uno de los inconvenientes que nos encontramos en la venta inmobiliaria es el miedo que acecha a nuestros equipos comerciales. Y este elemento nocivo, normal y humano, hay que controlarlo!!

El miedo al rechazo, a la desaprobación o al fracaso, que aderezado con la necesidad de tener que cumplir unos objetivos, predispone y nos condiciona negativamente.

El ego del vendedor tipo tiene una componente mayoritaria de niño por encima de las de padre o adulto, lo que los expertos llaman muñeco de nieve, por lo que no es de extrañar que el miedo nos haga evitar situaciones adversas y nos impida actuar con la actitud mental necesaria para la interrelación con clientes.

En este punto, ya conviene recordar que el éxito de la venta consiste en un 5% de capacidad y un 95% de actitud.

Dicho de manera muy simple, la actitud es una postura mental y emocional, y si no es la adecuada, nuestro cliente lo percibirá y nos dificultará generar el clima de confianza necesario para avanzar en la venta.

Nuestros gestos, imagen, nuestro tono, nuestra postura corporal, nuestro lenguaje y entusiasmo en la relación con los clientes son los indicadores infalibles que determinan el estado mental y emocional del vendedor.

Así pues, si queremos conectar y tener relaciones de éxito con clientes deberemos afrontar cada llamada, visita o gestión de venta con ACTITUD MENTAL POSITIVA (AMP).

Para ello, y minimizar el efecto de los miedos, hemos de seguir algunas pautas básicas:

En primer lugar, deberemos estar enamorados, y con pasión, de la profesión que desarrollamos. Y por lo tanto, comprometidos con nuestra voluntad sincera de satisfacer al cliente.

Segundo, deberemos estar alineados con los valores de nuestra compañía y sentirnos identificados con la marca que representamos.

Tercero, deberemos conocer a la perfección el producto o servicio que queremos vender, creer en él, y conocer el que vende nuestra competencia.

Cuarto, deberemos visualizar el éxito y trazar el objetivo en cada una de las gestiones de venta que llevemos a cabo. Un aporte de automotivación necesario para cualquier vendedor inmobiliario.

Quinto, deberemos premiarnos mentalmente cualquier éxito por pequeño que sea, con venta o sin ella, como palanca motivadora de mejora y antídoto contra la frustración.

Sexto, deberemos ser adiestrables, entendiendo la adiestrabilidad como la voluntad de aprender. Y aquí, son tan importantes los equipos como sus líderes, puesto que la formación continuada hace más productivos y motivados a los vendedores. La formación en habilidades y técnicas de comunicación requieren especial atención.

Con estas seis pautas básicas, cuyo orden no determina su grado de importancia, y envueltas en determinación y perseverancia, conseguiremos elevar nuestro nivel de autoestima y mantener una ACTITUD MENTAL POSITIVA (AMP),  imprescindible para el éxito en ventas inmobiliaria

No es tarea fácil en el camino hacia la excelencia y la mejora de nuestra productividad,  pero es nuestra obligación dar la mejor versión a clientes, compañías, y sobre todo, a nosotros mismos.

Como decía Harry Truman: “Si no aguantas el calor, márchate de la cocina”

Feliz martes!!

Vicente Verdú Pla

08/05/2019

Share Button

Los comentarios estan cerrados.